¿El azúcar es buena o mala?

El azúcar tiene una historia muy interesante.

¿Porqué se dice que el azúcar es mala?

En realidad el azúcar no es mala en sí misma. Lo que es malo es el abuso y mal uso que se hace de este alimento. La industria ha logrado descubrir nuevas aplicaciones de consumo que han extendido su uso a muchísimos productos procesados.

Por suerte las madres actuales están adquiriendo gran consciencia de lo que significa este alimento si es consumido en grandes cantidades por sus hijos.

Por desgracia yo misma he nacido en una generación en la que nos daban azúcar por un tubo sin miramientos porque se decía que «el azúcar es energía». Y claro, que padre no daría a sus hijos algo que en apariencia, al menos en el crecimiento era beneficioso.

En cierto grado tenían razón, pobres, pero lo cierto es que no es esa clase de azúcar ni la cantidad necesaria para que nuestro metabolismo funcione de manera óptima. Nuestro organismo funciona perfectamente con una cantidad muy por debajo de nuestro consumo habitual.

Es cierto que la glucosa es una molécula que abunda en la naturaleza y es sumamente importante en el metabolismo de las células. Es por eso que es imprescindible para el funcionamiento de nuestro cuerpo.

Podemos encontrar glucosa y fructosa en alimentos de la naturaleza

La glucosa no entra en el organismo como tal. Cuando comemos alimentos que la contienen, que son muchísimos, existen unas enzimas en nuestra saliva y nuestro intestino que se encargan de separar la glucosa de otros componentes.

Estas enzimas son la lactasa, sacarosa y amilasa entre otras.

Cuando finalmente la glucosa es separada, atraviesa la pared intestinal y se sumerge en su torrente sanguíneo. Así viaja hacia el higado y músculos donde se almacena en forma de muchos polímeros llamados glucógenos ( moléculas de muchas glucosas).

Siempre hay glucosa en la sangre puesto que está viajando de un lado a otro para llegar a las células que la necesitan lo que sucede permanentemente mientras estamos vivos.

Para que la glucosa que anda libre mantenga unos niveles aptos para la salud existe dos hormonas: la insulina y el glucagón (no tan conocido pero tan importante como la insulina). La insulina provoca que las células se abran y absorban la glucosa desde el plasma de la sangre y el glucagón libera la glucosa al plasma. De esta manera se mantiene el equilibrio.

¿Qué pasa entonces si no hay insulina para abrir las células o si las células ya no responden a la insulina?

Toda esa glucosa suelta se queda en la sangre y aparece la enfermedad que llamamos Diabetes.

¿Porqué surgen problemas con la insulina?

El consumo desmesurado de azúcar provoca que la insulina esté permanentemente trabajando para equilibrar los niveles de glucosa.

Esto provoca una resistencia de las células a la insulina, por lo tanto ya no abrirán sus canales para recibir la glucosa tan necesaria en la producción de energía.

Esta energía es necesaria para realizar los procesos químicos de las células, digamos que es básica para generar la electricidad que hace que ciertas pequeñísimas membranas capten o rechacen, giren e intercambien los electrólitos (sustancias químicas básicas como por ejemplo el calcio, el sodio, el potasio) que se activan o desactivan. Es un proceso sumamente complicado y perfecto.

Digamos que el organismo se cansa del sobre esfuerzo. Esto sucede “normalmente” en el embarazo. Ya que el organismo debe aumentar su trabajo para llevar esta energía a dos organismos con funciones propias.

Cansancio con el mal funcionamiento de la insulina.

Y también en la vejez porque ya no está funcionando al 100%. Es por eso que en estos dos estados de la vida suele aparecer Diabetes.

Pero esto no acaba aquí. En el mejor de los casos el cuerpo desarrollará Diabetes pero hay un problema mayor que es el Sindrome Metabólico.

El hecho de que haya mas glucosa en sangre y una mayor producción de ácidos grasos (en los cuales la insulina también incide) hace que aumente la presión en la sangre, se acumule mas grasa en el hígado y se produzca colesterol y a su vez no se elimine normalmente.

El cuerpo se siente cansado y con hambre porque a pesar de comer, las células no reciben la energía para realizar los procesos y el cuerpo como no sabe que sucede, sigue pidiendo alimentos en forma de hambre.

Es por eso que las personas que bajan el consumo de productos híper azucarados, luego de pasar por el “mono” se vuelven más energéticas. Su cuerpo comienza a trabajar en forma normal sin sobre esfuerzos.

¿Cómo sobrellevar el mono de no consumo de estos productos?

La verdad es que No hay muchas recetas que NO conlleven un esfuerzo.

Yo personalmente en su momento hice una receta que me recomendó Ximena, la yogui y dueña del local donde trabajo. Ella es vegetariana desde hace muchísimos años y ha dejado de lado el azúcar que no sea natural. El azúcar natural es el que se encuentra en los alimentos que provienen de la naturaleza y no están procesados.

Esta receta no es
para todos porque para muchos no será todo lo sabroso que necesitan
pero ayuda a sobrepasar el mono. Lo aseguro. Aunque no resta
esfuerzo.

Lo primero que hay que hacer es no comprar bollería para no caer en la tentación.

Intentar eliminar los alimentos procesados.

Lo segundo es comenzar a restar el azúcar que agregamos en las bebidas como té, café, zumos, etc. hasta finalmente reducirlo a cero. Les puedo asegurar que el sabor de estos productos mejora considerablemente. Yo pensaba que iba a ser imposible beber café o té sin azúcar pero lo he logrado!

Lo tercero es comprar mas vegetales, frutas y legumbres.

Lo cuarto es buscar recetas, que las hay por miles en internet, para hacer con vegetales.

Lo quinto y ya para la receta misma es comprar arroz integral, leche de arroz (yo compraba la de leche de arroz y nuez de borges y leche de arroz de cualquier marca), limón y canela en rama.

La receta

  • Cocinar el arroz integral en proporciones de 4 a 1 en leche de arroz, es decir una taza por ejemplo de arroz con 4 de leche de arroz. A fuego suave. Agregar cáscara de limón a placer y una rama de canela.

  • Cuando el agua se haya evaporado ir agregando agua y que se siga reduciendo, de esta manera el arroz se va hinchando y rompiendo. Cuidar de que no se queme! Cuando ya creemos que el arroz esta bastante roto, nunca se romperá del todo, apagamos y dejamos que se enfríe.

Esa será la base.
La guardamos en la nevera en un tupper.

Cada vez que tengamos ansiedad de consumir azúcar, sacamos una porción de la nevera, la ponemos en una olla y le agregamos leche de arroz con nuez y volvemos a realizar el proceso. Si es de nuestro gusto podemos volver a agregar limón y canela. En este caso como la leche de arroz con nuez es más densa se formará una especie de crema con arroz. Entonces ya estará lista para comer. Esto es para que quede mas cremoso pero se puede comer frío también

Yo lo como caliente en invierno porque es super gratificante. No es muy dulce pero lo suficiente para apagar la ansiedad. Yo me comía entre 2 y cuatro boles de esa crema por día. A veces sustituía la comida con un bol. No es lo más aconsejable pero era lo que me salía.

Y la verdad es que luego de un mes y medio de mantenerme estricta mi relación con el azúcar cambió. Todo me parecía extremadamente dulce.

Incluso comencé a distinguir el sabor del azúcar. Porque el azúcar tiene un sabor. Imagínense el dulce de leche tan popular en mi país. Era como comer azúcar en cucharadas.

Luego de este período nunca más agregué azúcar a mis bebidas. Y aunque como cosas con azúcar mi relación con ellas ha cambiado. Con esto no quiero decir de que uno nunca más va a caer en la tentación de zamparse una tableta de chocolate entera. Aunque dudo que llegaras porque el paladar se saturará rápidamente del sabor dulce.

Bueno espero que
toda esta información te ayude a cambiar tu relación con el azúcar.

Si tuvieras más información que pudiera agregar por favor no dejes de comentarlo.

No dejes de ver la web sinazucar.org donde hay un grupo de personas que se dedican a estudiar el contenido de azúcar que hay en los productos. Es muy gráfico.

Tambien uso una aplicación para el móvil que se llama YUKA donde aparece el contendio de todos los productos utilizando su código de barras. En esta app no solo verás el contenido de azúcar sino que también de otros aditivos dañinos para tu salud.

También puedes ver este artículo tan informativo a cerca de los estudios hechos en todo el mundo que quedan ocultos bajo tanta publicidad y análisis poco profundos. Y no quiere decir que ese artículo sea la panacea pero al menos te despierta la curiosidad.

Y por último, un poco de Historia.

¡Un saludo y compartimos la lectura del próximo post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *